Cruzando el Nullarbor. El outback Australiano

05:24:00

Por que cruzar el Nullabor? Por que adentrarse en un lugar tan seco y árido? Por que circular miles de kilómetros sin un objetivo ni itinerario del todo definido? La respuesta a estas incertidumbres se va despejando de manera distinta en el interior de cada una de las personas que deciden cruzar este gran pedazo de tierra, sea de la manera que sea. Nosotros desconocíamos completamente el significado y la importancia que representaba para la gente local esta travesía, hasta que nos adentramos en ella. Sensaciones y sentimientos difíciles de explicar que van cresciendo a medida que uno avanza. Acercándote y comprendiendo poco a poco, el significado que la finalización de este reto personal posee, para los viajeros que lo completan. 

Foto sacada de internet para que tengais una idea de lo largo que es el trayecto

El Nullarbor australiano es una inmensa llanura que une Australia Meridional con la Australia Occidental. No esta del todo claro el punto inicial ni el final. Hay distintas versiones del camino. Se dice que el Nullarbor es el recorrido que une Ceduna con Perth o viceversa, aunque cada uno lo completa a su manera. Se considera que el antiguo y genuino Nullarbor acaba en Norseman. Nosotros lo alargamos hasta el extremo sur de Western Australia, concretamente hasta Esperance
Durante el tiempo que vivimos en Sydney, siempre quisimos pasar unos días en el llamado Outback, finalmente lo conseguimos y nos gustó. Quizás al principio te sientes un poco extraño y desanparado, ya que la sensación de soledad y de despoblación que se percibe en este desierto australiano es considerable. Un paisaje realmente impactante. Nos vimos en las carnes de Cocodrilo Dundee.

Las hogueras nos ayudaban a aguentar el frio nocturno del desierto

La carretera del Nullarbor (Ceduna-Perth) cubre una extensión de 200.000 km cuadrados, unos 2.000 km de una población a otra. Nuestra versión fue de 1.400 km conduciendo por una via absolutamente recta. No os miento si os dijo que avanzamos cientos de km, sin cruzarnos con nadie, sin apenas ver casas, ni comercios ni infraestructura alguna. De vez en cuando un vehículo aparecía en el horizonte en dirección contraria, saludándonos, como mostrando empatía a lo largo de la vía. Este trayecto esta considerado como la vía más recta de Australia, tal es así, que para evitar la fatiga al volante, es recomendable ir realizando descansos, en los puestos de servicio que se van encontrando o incluso hacer noche en los campgrounds, bushcamps o pequeños moteles que existen. Sencillos pero necesarios para recuperar energía y continuar el trayecto al día siguiente. Y sobretodo, aprovechar estos momentos para admirar la belleza de los increíbles atardeceres que nos regala el desierto , así como las múltiples tonalidades que ofrecen sus siempre variables cielos.

El cielo anaranjado de Fowlers Bay

Recordaros la importancia de ir previstos de agua y siempre con el tanque de gasolina lleno. Pocas personas se cruzan en el camino para poder socorreros en caso de necesidad. 
Es una costumbre amistosa ir saludando a los demás viajeros que se cruzan en el camino, a modo de camaradería. El buen rollo, el ambiente agradable, la sensación de hermandad y los vínculos amistosos que se crean con los demás peregrinos de esta ruta,  es uno de los factores mas remarcables durante el camino. Intercambiar experiencias personales al final de una larga jornada, alrededor de una hoguera, no tiene precio, y es quizás una de las cosas que al final mas buenos recuerdos te trae.

Puestas de sol memorables

Como he mencionado anteriormente, no tardamos demasiado en percibir que este trocito de nuestro viaje, no era un mero tramite, este desierto significaba algo, cruzar esta maravillosa y árida llanura, tenia un motivo especial. Y así es, para muchos australianos ha sido a lo largo de los años, y aun sigue siendo una experiencia esencial.
A media que vas avanzando, uno se va metiendo mas en la aventura e interesando por las historias antiguas que rodean el lugar. Tanto es así, que "Cruzar el Nullarbor", ya no es tan solo una hazaña, sino un lema. En los distintos puestos de avituallamiento que vas encontrando, es muy típico adquirir algún souvenir que demuestre que eres uno mas de los intrépidos viajantes que han estado en el desierto australiano, superando cualquier adversidad, y lo mas importante, disfrutando del día a día.

Un espectaculo diario.

Para hacerme entender, el Nullarbor viene a ser algo parecido a la Ruta 66 americana, el Camino de Santiago, el Overland Track en Tasmania o el Pacific Crest Trail americano. Uno siente un deseo interior de realizarlo, lleva a cabo la expedición, se siente genial al final, y cuando te preguntan porque? No sabes del todo bien como responder.


Los famosos acantilados del Nullabour

Si, cruzar el Nullarbor es toda una experiencia, no importa como decidas llevar a cabo tu propia aventura. Nosotros optamos quizás por la opción mas fácil y cómoda ( a pesar de que no nos lo pareciera). Coche y tienda de campaña. Aunque tenemos que señalar el impacto que nos causaron algunas de las iniciativas que fuimos observando durante el trayecto. Intrépidos aventureros en bicicletas, en extraños patines con reducidisimos víveres tirando de un carrito, gente andando e incluso personas corriendo como si de una carrera popular se tratase. Cada uno crea su propio estilo y hace suya esta aventura. Todas las historias tienen cabida en este inmenso lugar. Porque "Caminante no hay camino, se hace camino al andar".

El famoso Outback

También hay que decir que pese al racionamiento de agua que hay en la zona, la escasez de alojamientos, las pocas gasolineras existentes y la simplicidad de los camping que podéis encontrar(ya que estos ofrecen servicios muy básicos), realizar la travesía constituye una tarea bastante mas sencilla que unos años atrás. Fue un "loco de la carretera" que conocimos en Perth, el que nos contó lo que suponía hacer estos trayectos años atrás en la década de los 60 o 70. Y creerme amigos....había que tener valor.


Los animalitos que nos encontramos

Para ir finalizando, me gustaría recomendaros a titulo personal algunos de los lugares que se quedaron en nuestra memoria. Son pueblos muy pequeños o incluso no me atrevería ni ha llamarlos pueblos, pero nos cautivaron de verdad. Como Fowlers Bay, una pequeña aldea de pescadores o la población minera-dormitorio de Iron Knob, desierto puro y duro, así como el rancho Fraser.

Fowlers Bay

Así que si queréis cruzar Austrália de Este a Oeste, no dudéis: Hacerlo Cruzando el Nullabour!!


Nosotros lo hicimos

You Might Also Like

0 comentários

Fazemos parte