Fraser Island ( Australia )

02:55:00


Finalmente llego el momento de empezar nuestro recorrido por la costa este Australiana, ¡ Y de que manera !!! Fraser Island fue el punto de partida gracias a un voucher regalo que conseguimos en un sorteo de Halloween. De no ser por estas sorpresas imprevisibles que a veces el destino te brinda, quizás nunca habríamos podido conocer tan inhóspito, singular e enigmático lugar.

Fraser Island es una isla situada a tres horas al norte de Brisbane, lugar que en el pasado fue de gran importancia y culto por la comunidad aborigen. Formada a través de años por la arena que el mismo mar de Australia transportaba y esculpida poco a poco por la fuerte erosión que provoca la cambiante meteorología.








Lo mas inusual y que convierte Fraser, en una isla casi única en el mundo, es el hecho de que pese a ser un paraíso arenoso, su interior esta completamente recubierto de bosques tropicales, lagos cristalinos de agua dulce, carreteras de dunas prácticamente inexpugnables y ríos de agua tan pura que no tendrás ningún reparo en beber si te encuentras fatigado por alguna excursión.

Llegar allí no es tarea difícil, Rainbow beach o Hervey bay son las localidades de unión con la isla. Varias agencias ofrecen la posibilidad de conocer el lugar con sus tours de dos o tres días, muy recomendables los dos primeros. Nosotros estuvimos al servicio de Cool dingo tours, que incluían en su tarifa, el hospedaje, la comida y las excursiones guiadas por la isla, en las que se genera un gran ambiente entre los viajeros. Otra opción es alquilar un todo terreno y descubrir la isla por tu propio pie.





Uno se siente fascinado desde el primer momento, ya que el paisaje visitado difiere completamente de la idea preconcebida que tienes de lo que debería ser una isla. El primer día visitamos el lago McKenzie, punto imprescindible, y quemamos calorías con un par de excursiones entre los bosques que forman el parque natural. En las fotografías podéis observar que mi insistencia y pesadez en lo mágico, místico y fuera de lo común de este pedazo de arena, no es un decir.







Si la flora te deja boquiabierto, no te decepcionara la fauna; dingos corren a sus anchas por la playa principal ( Seventy-five miles beach ), serpientes, manta rayas, águilas son algunos de los animales que pudimos ver, aunque las aguas bravas que bañan todas las playas están repletas de vida marina. No se te ocurra nadar a mar abierto, las corrientes son fuertes y hay tiburones de tres o mas especies distintas.





En el segundo día, agarrate que vienen curvas. Una jornada larga y apasionante en el que recorres casi toda la costa este. El camino transcurre por la misma arena de la playa con unos vehículos preparados para ello. De sur a norte visitando los principales puntos de interés y atracciones que encuentras en el peregrinaje. Me gustaría recalcar que es un sitio muy virgen, no os hagáis una idea equivocada, no esta abarrotado de turistas ni los autobuses aparcan en batería.

Resumiendo un poco el trayecto, visitareis un navío hundido y enclavado en la orilla, de 1928, The Pinacles, rocas amarillentas que se adentran en el bosque, Indian Heads, una colina misteriosa y sagrada para los aborígenes que acaba en acantilado y las agradables Champagne pools, piscinas naturales, en las que si es seguro el baño. Después de un picnic muy saludable, te refrescas en uno de los riachuelos de agua cristalina, fresca y dulce que desemboca en el mar.







Al acabar uno de estos días frenéticos y llenos de emociones, uno precisa una buena ducha, una cenita reconstituyente y un placentero sueño. El Hostal te lo ofrece, unos lodges bien equipados y tranquilos en medio de la reserva natural, con bar, dinning-room, sofás y billares, que hacen las delicias de la gente.



Conocerás gente interesante, un lugar único y atípico, y podrás desplazarte desde allí fácilmente a otros puntos de la majestuosa Sunshine coast y todo en una corta excursión de tres días.










You Might Also Like

0 comentários

Fazemos parte