Rainforest, Blue Mountains.

02:45:00


En este blog, prevalece siempre la sinceridad y la verdad va por delante. Por eso no quiero escribir siempre maravillas y hacer creer a nuestros queridos lectores que aquí en Australia todo es fantástico y nos encontramos en un paraíso. Este país cuenta con cosas malas y cosas buenas. 

A mi lo que me gustaría destacar notablemente es su gran diversidad natural. No tan solo si tenemos en cuenta la totalidad del territorio australiano. Puedes disfrutar de un contraste fabuloso sin salir del estado.

Me refiero a que sin hacer grandes desplazamientos  estas surfeando en unas playas geniales, como te encuentras en inmensos parques naturales rodeado de vida salvaje.

Por que os cuento esto amigos? 

Porque hoy os voy a hablar de nuestra aventura en las Blue Mountains.



Las Blue Mountains, son un gran conjunto de montañas que forman un enorme parque nacional. Se encuentran a una hora y media mas o menos de Sydney. Destacan por ser una extensión de unos 100 km, muy parecidas al famoso Cañon del Colorado, pero repletas de bosques, caminos y senderos para perderse durante muchas horas y contemplar sus grandes zonas de eucaliptos, cascadas y belleza natural. 


Estas montañas esconden grandes leyendas y historias. Una de ellas es el misterioso origen de su nombre. Dice la leyenda aborigen que los arboles de eucaliptos desprenden, aparte de un aroma conocidisimo, una especie de substancias que unidas al vapor de agua que se genera debido a la gran humedad del lugar, crea en los días soleados una niebla azulona que pinta el cielo de un tono muy característico.

También se cuenta que en estos bosques hay muchos koalas, pero es difícil toparse con ellos. Al igual que una gran cantidad de fauna muy variada. Pero todo esto tendrán que descubrirlo ustedes cuando vayan a este gran paraje natural.






Puedes aventurarte a esta fantástica excursión de dos maneras. Por libre alquilando un coche o contratando un tour. Nosotros nos acogimos a un tour de un día que organizaba una pequeña agencia de mochileros de la ciudad.

A primera hora salimos del centro, y en una hora y media nos situamos allí. Es curioso como puede cambiar tanto el paisaje en una distancia relativamente corta, parecía que estábamos inmersos en una película de Jurasic Park.








Nosotros recomendamos hacer esta excursión o, guiados por alguien que conozca el lugar o emplear mas de un día en la zona, ya que la extensión es muy grande, hay muchos puntos de interés y las travesías a pie son bastante largas.

Es factible dormir en las Blue Mountains y recorrer este parque en varias etapas y no os asustéis  porque hay recorridos para todos los niveles físicos, vamos que todo el mundo va a disfrutar.

En nuestro caso pudimos visitar un  fantástico bosque de eucaliptos que bordeaba un pequeño río entre la mas espesa malesa, y finalmente te obsequiaba la vista con unos miradores de ensueño.

La segunda etapa, constaba de un pequeño sendero que finalizaba en uno de los acantilados mas bestias e impresionantes que he visto en mi vida. La vista te deja sin palabras, y para los mas intrépidos el lugar contienen un pequeño mirador al borde del abismo. Las escaleritas para acceder a él, ya quitan la respiración.









Después de reponer fuerzas con unos bocadillos vegetales, nos dirigimos a observar otra de las características del lugar, las infinitas y espectaculares cascadas. El parque tiene varias de ellas, y todas accesibles a traLa leyenda dice que existian  tres hermanas (Meehni ',' Wimlah 'y Gunnedoo') ellas vivían en el valle de Jamison como miembros de la tribu Katoomba. Se enamoraron de tres hombres de una tribu vecina (la tribu Nepean), pero el matrimonio estaba prohibido por la ley tribal. Los hermanos no estaban dispuestos a aceptar esta ley por lo que decidieron utilizar la fuerza para capturar a las tres hermanas. Una batalla tribal importante se produjo, y las hermanas fueron convertidas en piedra por un anciano para protegerlas, pero murió en los combates y nadie mas pudo volver a desechizar a las hermanas.vés de agradables paseos por el bosque.

Si visitáis el lugar, es obligada la parada en las Three Sisters, unas formaciones rocosas muy extravagantes. Esta es la historia que los aborígenes cuentan sobre estas rocas:
















Para rematar la aventura, e irnos con un buen sabor de boca, el numero final no defraudo a la expedición, y nos despedimos del lugar con una vista impresionante, en un pequeño montículo de piedra, escondido entre los matorrales que te dejaba atónito, deslumbrado, sin palabras.

Si compañeros, si visitáis Sydney y queréis playa tenéis un gran abanico de posibilidades, si sois amantes de las montañas, tenéis donde elegir, pero bajo ningún concepto os podéis perder las Blue Mountains.











Seguimos en contacto.

You Might Also Like

0 comentários

Fazemos parte